Saltar al contenido
Librosymas.site

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey.

UN TÍTULO LLAMATIVO

Un título tan llamativo sin duda hará que los más curiosos se aventuren a abrir las páginas de esta novela. No desvelaré detalles (aunque el origen de esta sociedad literaria y su extravagante nombre se cuenta casi al principio de la novela), pero sí quiero apuntar que esta sociedad o club de lectura, surge como un artificio para sobrevivir en tiempos de la ocupación nazi en una de las islas del Canal de la Mancha, Guernsey. Los miembros de esta sociedad son simples campesinos o artesanos, sin gran cultura, que se ven irremediablemente abocados a la lectura de un libro por pura necesidad de supervivencia, por sostener una mentira que les mantuviera vivos. De hecho, es una extraordinaria metáfora, pues ¿para qué sirve la literatura si no es para hacernos sobrevivir a la realidad?

Mary Ann Shaffer - La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey.
Mary Ann Shaffer

LAS CURIOSAS RESEÑAS LITERARIAS

La novela, como podemos esperar, rezuma literatura por todos lados. Llaman especialmente la atención las peculiares y heterodoxas críticas y reseñas literarias, pues están expresadas, en la mayoría de los casos, por personas sin ningún tipo de formación literaria, sin bagaje cultural… Cada miembro de la sociedad comenta abiertamente sus lecturas, esos pocos libros que quedaban por la isla tras la ocupación, pues los alemanes eliminaron todo tipo de contacto con el resto de Inglaterra. Así, nos encontramos con autores tan diversos como Catulo (del que se trascriben algunos de sus poemas más lujuriosos), Séneca o Charles Lamb (ensayista inglés y motor accidental de toda esta historia).

Junto a ello, tenemos como protagonista a una escritora, Juliet Ashton. A pesar de que la fama le llegó por la publicación de artículos escritos durante la guerra, también es autora de una biografía de Anne Brontë. Este hecho sirve de excusa para indagar en la peculiar y desgraciada vida de esta familia, de donde salieron grandes obras como Cumbres Borrascosas o Jane Eyre. Y en este aleatorio repaso por la literatura universal llegamos incluso a descubrir unas cartas del mismísimo Oscar Wilde dirigidas a la abuela de una de las mujeres de Guernsey.

UNA HISTORIA EPISTOLAR. UNA NOVELA CORAL

La narración en forma epistolar es otro rasgo de originalidad en la novela. Esta adquiere una increíble agilidad gracias a las visiones múltiples, las distintas perspectivas, la capacidad para reflejar los giros de las diferentes voces… Por un lado, la jovialidad, los toques de ironía y la espontaneidad de la protagonista consiguen impregnar de un tono optimista toda la novela. El resto de personajes, desde Londres o desde Guernsey, completan esta novela coral, donde además hay un personaje que domina desde la sombra todas las anécdotas que se cuentan para completar ese mosaico que fue la pequeña isla durante su ocupación.

saint peter port guernsey - La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey.
Isla de Guernsey

LAS ISLAS DEL CANAL: ENTRE EL HUMOR Y EL HORROR.

Y casi al mismo nivel de todos estos personajes habría que situar la isla de Guernsey. La cuidada descripción del paisaje nos hace sentir la brisa del mar, el verde de los campos, la cercanía de sus ciudadanos, la vida sencilla que transcurre, los cotilleos…  . Guernsey es un pequeño paraíso en contraposición al bullicioso pero a la vez  ruinoso Londres tras los bombardeos de la II Guerra Mundial. No obstante, también hay escenas duras: no se eluden, por ejemplo, las peores consecuencias de la barbarie nazi, como los episodios donde se narran las torturas en campos de concentración. El contrapunto entre el humor y el horror aparecen en esta novela como las dos caras de la vida.

LA TEORÍA DE LA DOBLE AUTORÍA

Otra curiosidad que surge al ver la portada del libro es la cuestión de la doble autoría. Para desvelarla es necesario leer los epílogos. Allí te explican que la obra se gestó durante 20 años, tras el viaje de la autora, Mary Ann Shaffer, a la isla de Guernsey. Solo el empuje de sus amigos y familiares consiguieron sacar esta idea adelante y plasmarla en forma de novela. Pero cuando el manuscrito estaba listo, una enfermedad se interpuso en la actividad de la autora, y fue su sobrina, la también escritora Anni Barrows, quien tomó las riendas de la novela, la finalizó y consiguió ponerle el punto y final. Y lo cierto es entre ambas consiguieron que se mantuviera ese mismo tono de humor y optimismo vital de las cartas.

Mary Ann Shaffer Anni Barrows - La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey.
Anni Barrows y Mary Ann Shaffer

SU ADAPTACIÓN AL CINE

Lamentablemente, la autora acabó falleciendo. Por ello, quienes se han quedado con ganas de más, de seguir contagiándose de la vitalidad de estos personajes, tendrán que conformarse con la versión cinematográfica. Aunque no respeta el original (de hecho es complicado adaptar el lenguaje epistolar de distintos remitentes que van construyendo una historia, a nivel audiovisual), considero que la película puede funcionar en sí misma. No obstante, sí que es cierto que algunos cambios en el guion pueden incomodar a quienes han leído la novela.

En cualquier caso, se trata de probar, y resaltando una de las muchas buenas frases sobre la literatura: “Los libros buenos impiden que disfrutemos de los malos”.