Saltar al contenido
Librosymas.site

Dos hermanas

Descubriendo a Foenkinos

Nunca es tarde para descubrir a un buen autor. Es lo que a mí me ha sucedido con el escritor francés David Foenkinos, al que solo conocía de oídas, y que me ha sorprendido muy gratamente. Su novela Dos hermanas ha sido mi primera lectura (seguramente no la última). Anteriormente, y para mi sorpresa ahora, ya había tenido un contacto con Foenkinos a través de la película La biblioteca de los libros no publicados, inspirada en un libro suyo. En ambas obras, se recrean historias que parten de la cotidianidad, pero en un momento dado comienzan a resultar inquietantes, enganchando y llevando en volandas al lector-espectador hasta el final.

foenkinos - Dos hermanas
David Foenkinos

Una historia y unos personajes con un sutil magnetismo

Como digo, Foenkinos maneja perfectamente las tramas de sus obras, en un equilibrio entre realidad y hechos surrealistas, que atrapan al lector de una forma muy sutil. Como sin querer, te ves enredado en la vida de unos personajes llenos de magnetismo y no puedes dejar de leer, quieres saber lo que les ocurre.

Es el caso de esta novela, donde nos adentramos en la vida de dos hermanas, personajes aparentemente cotidianos, a las que conocemos en su ámbito más doméstico. Por un lado, Mathilde abre la novela y se nos presenta como una apocada profesora de instituto que atraviesa un mal momento por su reciente ruptura sentimental con su novio, Éthiene. Él la abandona de un día para otro con una fría frase: “Voy a dejar el apartamento”. Las palabras son importantes y ella, profesora de literatura, lo sabe, por ello no hace más que darle vueltas una y otra vez a la ruptura. A pesar de todo, trata de continuar con su anodina vida, entre el instituto y su apartamento. Pero lo que parecen simples escenarios descritos con total naturalidad, poco a poco se van tornando inquietantes, claustrofóbicos, y las emociones se extreman allí dentro. La misma incapacidad de Mathilde de superar la ruptura, la va convirtiendo poco a poco en un personaje perturbador, con comportamientos obsesivos, enigmáticos… A pequeñas dosis se van introduciendo rasgos que distorsionan la realidad, y es entonces cuando el lector ya está completamente enganchado a una historia donde predominan las sombras que se alargan y generan tensión.

Por otro lado, es curioso cómo el personaje de la hermana no aparece prácticamente hasta la mitad de esta breve novela. Mathilde, en su inquietante evolución, precisa de ayuda, y ahí surge la figura de la hermana. Se revive entonces el pasado de las dos hermanas, la tragedia familiar, el modo en que cada una de ellas, desde su diferente personalidad, hubo de vivir los hechos del pasado. Además, y poco a poco, vamos entrando en un nuevo universo oscuro, claustrofóbico: el piso de la hermana. Este lugar también se comprime en torno a los personajes, y las relaciones allí son un caldo de cultivo extraño que va anunciando el final.

dos hermanas 190x300 - Dos hermanas
Dos hermanas

Los guiños del narrador

Quizá uno de los aspectos más originales y acertados de la novela sean las notas a pie de página: absolutamente geniales. No se trata de anotaciones del traductor, ni de aclaraciones para quienes no conozcan la realidad francesa, son auténticos subtextos creados por el mismo narrador plenos de ironía y humor, en un claro guiño al lector. El sarcasmo con el que trata a sus propios personajes (especialmente la extremada sensibilidad de Mathilde), nos permite volver a la lectura desde una nueva posición de complicidad entre autor-lector.

La literatura dentro de la literatura

Finalmente, otro de los alicientes de la novela es la relación de espejo que se establece entre la protagonista, profesora de literatura en un instituto, y la obra de Flaubert. Mathilde es una nueva Emma Bovary tanto por sus comportamientos literarios (un auténtico personaje quijotesco marcado por sus lecturas), como sentimentales (sus afectos y sus rechazos amorosos hacen que caiga en los sentimientos más extremos). Del mismo modo, la lectura de La educación sentimental de Flaubert marca un paralelismo durante toda la historia, que nos sorprenderá aún más por el novedoso desenlace final.

Sin duda, una de esas novelas que te dejará pensando y dándole vueltas una vez cierres su última página.

Otras obras de Foenkinos

Hacia la belleza 200x300 - Dos hermanas

Charlotte 200x300 - Dos hermanas

La biblioteca de los libros rechazados 200x300 - Dos hermanas